No votar es renunciar a nuestra ciudadanía #Vota #QueSeVaya

keep-calm-and-sal-a-votar

“El triunfo de los radicalismos, el triunfo de los movimientos que simpatizan con la violencia es hacernos creer exactamente a todos que todos los partidos son iguales, que no hay político bueno y que todos son corruptos, porque en el río revuelto se llevan ganancias los pescadores del desánimo y de la frustración”. 

Javier Corral Jurado.

No votar el próximo 7 de junio significa renunciar a nuestra ciudadanía. Decir que no queremos votar porque todos los partidos son iguales y ya no hay nada qué hacer es permitir que esos partidos sigan corrompiendo, lucrando con nuestros recursos, haciendo del país un basurero y manteniendo a la gran mayoría de los mexicanos en la miseria, la desigualdad y la injusticia.

No podemos escudarnos en el discurso de que como los partidos son malos, mejor ya no salimos a votar, total que para qué, cuando lo que necesitan esos partidos es justamente lo contrario: una ciudadanía que con la boleta en la mano les diga, ¡basta ya a sus abusos!

No votar el 7 de junio es permitir que se instale este régimen de corrupción y autoritarismo, es quitarle el seguro a la puerta para que de una vez por todas, las viejas prácticas se vuelvan a usar y que la censura, la violencia y la represión, sean la forma habitual de acallar a las masas. No exagero cuando digo que el régimen peñanietista está a punto de convertirse en una dictadura, en la dictadura perfecta 2.0.

Nos escandalizamos por Venezuela pero no vemos la situación en la que estamos y hacia dónde nos encaminamos, cuando el presidente impone un ministro en la Suprema Corte y ordena despedir a la periodista crítica, autora del reportaje que cimbró su administración y que desnudó sus mentiras de pies a cabeza, la que asestó el golpe periodístico más grande que se haya dado sobre la institución presidencial en toda la historia de México. ¡Nunca nadie había tocado al presidente de esa forma en este país!

No votar es cortarnos la manos, es abdicar a nuestro derecho y nuestra obligación como ciudadanos. Estaríamos actuando igual que ellos, los partidos políticos, que se olvidaron de su misión y se dedicaron a otorgarse prebendas entre ellos mismos. Su obligación es la de servir, la nuestra es la de mandarlos. Durante años hemos abdicado a ese derecho y esa obligación y ahora, en el momento más delicado de México, cuando la clase política se encuentra deteriorada, perdida, acorralada y menos dispuesta a hacer concesiones, nosotros queremos seguir renunciando a ese privilegio. ¡Ya es hora de que les digamos de una vez por todas que los que mandamos somos nosotros y no ellos!

Muchos como el gobernador Moreno Valle, están seguros de que podrán imponer a sus candidatos, a sus perfiles. Una elección nutrida echaría por tierra esa teoría, o por lo menos pondría a tambalear los sueños presidenciales de quien ya manda  a un grupo de empleados a barrer el terreno de Puebla hacia Los Pinos.

Sé perfectamente que enserio la tenemos difícil los ciudadanos. No hay a cuál irle, todos se presentan a nuestros ojos como polvos de los mismos lodos. Pero debe haber uno menos malo -es terrible tener que elegir entre el malo, el malísimo y el poquito malo -, al menos uno que no represente un riesgo de verdadera tragedia cuando llegue al Congreso. Y si estas cavilaciones no ayudan, siempre queda el recurso del voto nulo, para hacerles notar a nuestros partidos nuestra inconformidad, porque después de mucho analizarlo, ni aun así encontramos uno que satisfaga nuestras necesidades o al menos nos dé un poquito de confianza, que nos aporte credibilidad.

Pero herramientas como el internet lo hacen más fácil en estos tiempos. Con un solo click, todos podemos leer quién es el candidato que viene a pedirnos el voto, qué ha dicho en sus entrevistas, qué ha propuesto, de dónde viene, a qué partido pertenece y si este partido concuerda con nuestros ideales en temas cruciales de la vida nacional, o temas que impactan en nuestra vida particular. Así podremos hacer aunque sea un ejercicio de descartamiento con aquellos ligados a personajes oscuros o que se hayan visto envueltos en escándalos de corrupción o en casos de chapulinismo.

El gran problema de México es la falta de ciudadanía. Durante años hemos dicho que son los partidos políticos, pero no, es la falta de ciudadanía, porque les hemos permitidos durante años que sigan así, que sigan mintiéndonos, prometiendo sin cumplir, viéndonos la cara una y otra vez. Ya es tiempo de que pare esto. Si de verdad somos nosotros los que estamos cansados, es el momento de decírselos, de decirles que todo tiene un hasta aquí y que esto llegó a su límite.

Ante un escenario en el que algunos plantean dirimir nuestras diferencias por medio de la violencia, de aquellos que arrojan sus quejas convertidas en piedra y fuego, cansados de no ser escuchados durante tantos años, lo único que nos queda es reactivar los mecanismos de participación ciudadana que siempre hemos tenido y que quizás nunca hemos usado bien. El instrumento con el que podemos hablar y con el que podríamos haber mandado durante tantos años esta al alcance de nuestras manos y ahora no lo queremos usar.

Estas elecciones deben ser históricas pero no por la apatía, no por la baja afluencia de ciudadanos a las urnas sino por el nivel de participación. Deben ser recordados por la Historia como las elecciones en las que el pueblo se cansó y salió a decir a través del voto: ¡Ya Basta!

Si esto no sucede estaremos en riesgo de naufragar, en riesgo de que nuestra incipiente democracia, aquella que apenas estaba en pañales, muera prematuramente. Lo que le está sucediendo a Venezuela podría ser nuestro siguiente paso y todo por no actuar a tiempo y quedarnos dormidos en el momento en que deberíamos estar más despiertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s